js_def

4 Descubrimientos eco saludables del 2017

Siempre es al final del año cuando hacemos balance. En Made in Tribe hemos revisado la memoria y queremos compartir con la tribu nuestros descubrimientos para vivir mejor del 2017. Son sólo 4, pero han sido 4 bombas eco saludables que nos han aportado mucha información, mucha salud, mucha conciencia ambiental y sobre todo nos han ayudado a sentirnos mejor con nosotros mismos y con nuestro paso por el planeta.

 

1. Alimentarse con comida real (no a los ultraprocesados)

 

 

Para nosotros ha sido el súper descubrimiento del año. Porque ahora entendemos de verdad cómo tenemos que comer, con argumentos científicos, estudios que los demuestran y mucha lógica y sentido común. Os recomendamos encarecidamente que leáis al nutricionista Carlos Ríos y su blog Realfooding. Si os interesa saber qué, cómo y por qué de la comida real no os perdáis este post suyo: ¿Qué es comida real?

 

Os dejo aquí un pequeño resumen del post ¿Qué es comida real? de Carlos Ríos.

 

Comida real: son todos aquellos alimentos mínimamente procesados o cuyo procesamiento industrial o artesanal no haya empeorado la calidad de la composición o interferido negativamente en sus propiedades saludables presentes de manera natural.

 

1- Verduras y hortalizas

2- Frutas

3- Frutos secos y semillas

4- Tubérculos y raíces

5- Legumbres

6- Pescados y mariscos

7- Huevos

8- Carnes

9- Cereales integrales

10- Aceites vírgenes

11- Lácteos de calidad

12- Café, cacao e infusiones

13- Hierbas y especias

 

 

Ultraprocesados: son alimentos que han sufrido un procesamiento donde se les añade, retira, mezcla, texturiza, etc. una serie de ingredientes de baja calidad y/o donde el propio procesamiento disminuye su calidad. Esta peor calidad se traduce en un producto que se vende como alimento, pero que fisiológicamente en nuestro organismo tiene efectos perjudiciales en menor o mayor medida.

 

1- Refrescos

2- Bebidas energéticas

3- Zumos envasados

4- Lácteos azucarados

5- Bollería

6- Pan blanco

7- Carnes procesadas

8- Pizzas comerciales

9- Galletas

10- Cereales refinados y barritas

11- Precocinados

12- Patatas fritas

13- Dulces y helados

14- Productos dietéticos

15- Salsas comerciales

 

 

7 Razones para ser un Realfooding:

 

1- La población muere por culpa de lo que come.

2- Para estar saludable: come comida real

3- La comida real no se enfoca en calorías o nutrientes, sino en alimentos

4- La comida real se cocina.

5- Más mercado y menos supermercado

6- La comida real no tiene conflictos de intereses.

7- Los productos ultraprocesados son malos para la salud.

 

Si os interesa el tema seguidle en Instagram (carlosriosq), es muy activo y es pura inspiración diaria. Otros nutricionistas que tampoco pueden faltar en vuestras redes sociales son Mi dieta cojea (IG: midietacojea) y Dime que comes (IG: dimequecomes) este último de alimentación vegetariana.

 

 

2. La huerta de rizos, verdura ecológica online

 

 

Son David y Ana Lafuente, un par de hermanos, que tras acabar sus estudios de Ingeniería Agroalimentaria y Administración y Dirección de empresas respectivamente, decidieron dejarlo todo y apostar por este precioso proyecto de agricultura ecológica. La Huerta de Rizos se sitúa en la localidad riojana de Albelda de Iregua, a unos 15 kilómetros de Logroño. Fundaron la empresa a comienzos del 2016 y han conseguido acercar las verduras ecológicas y de temporada de altísima calidad a toda España.

 

Nosotros somos asiduos a su rica verdura, el trato es siempre exquisito, tanto o más que su producto. La verdad es que una vez que pruebas su VERDURA te das cuenta de que se trata de verdura con mayúsculas. Tienen dos modalidades de compra, puedes elegir la verdura que más te guste y que tengan de temporada, o ellos te confeccionan una cesta de 6 kg con una variedad de verdura recién recolectada (nuestra opción favorita).

 

 

3. Un glamping sostenible

 

 

El glamping (un camping precioso con tiendas de campaña comodísimas) Forest Days fue nuestra escapada más especial del 2017. Allí celebramos nuestro aniversario de boda, volvimos durante un par de días a ser una pareja sin hijos, y aún estando embarazada de 7 meses, fue tan cómodo y especial que no podemos dejar de recomendarlo.

 

El glamping Forest Days se sitúa en Náves, Lleida, una diminuta población catalana inmersa en un entorno rural tan auténtico como evocador. La tienda de campaña es amplia, acogedora y dispone de chimenea para los días más fríos (nosotros la usamos). Dormimos en una maravillosa cama gigante con un colchón que ni el de casa. Cada tienda de campaña tiene su propio espacio natural, no ves a las demás desde el tuyo (ideal para escapadas románticas). También tienes junto a tu tienda una preciosa casita de madera que se usa como baño ecológico. Se trata de un baño seco que utiliza serrín vivo (nada de agua) y tengo que decir, que es comodísimo y muy agradable de usar.

 

Ah, y el desayuno. Todas las mañanas dejan junto a la tienda de campaña una preciosa cesta de mimbre llena de un increíble desayuno campestre. Te juro que te sientes en medio de una escena de la Casa de la pradera.

 

 

4. Pajitas reutilizables

 

 

 

Esto es una realidad aplastante, se estima que en Estados Unidos se usan 500 millones de pajitas diariamente y sólo McDonalds usa 60 millones en todo el mundo al día. Según Ocean Conservacy las pajitas suponen un 4% de la basura total que hay en el océano. Y según un informe que hicieron de la basura que recogieron en playas de todo el mundo en 2015, las pajitas son la cuarta basura más común, después de las colillas, los envoltorios de comida y los tapones de botellas. Todos estos datos los recoge en un maravilloso post los chicos de Vivir sin Plástico.

 

Otra realidad aplastante es que los niños se vuelven locos por las pajitas. A nuestra peque de 2 años le cuesta horrores renunciar a las pajitas de plástico que le ofrecen en los bares. Nosotros siempre le ayudamos a preguntar al camarero si son o no de plástico y como la respuesta es siempre afirmativa, pues se queda sin su pajita. Le hemos explicado que son malas para el mar, los animales y el planeta, pero claro, tiene 2 años, y para ella es más importante usar una preciosa pajita de plástico. La solución: las pajitas reutilizables. Tenemos fichadas estas pajitas de metal de la Eco Cosmopolita. Además, puedes comprar también una preciosa bolsita de tela para llevarlas siempre contigo y darles el gusto a tus peques. Granito a granito y desde bien pequeños podemos cuidar el planeta y ahorrarle un poquito de sufrimiento.

 

¿Os animáis a contarnos vuestros eco descubrimientos saludables del 2017?

¡Nos vemos en la tribu!

 

 

Comments
  1. Laura | Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter
5%
de descuento en la primera compra al suscribirte