js_def

MIS 10 IMPRESCINDIBLES PARA LA LLEGADA DEL BEBÉ

Rinconcito de la habitación de Gabriela. De izquierda a derecha: Eames Elephant de Vitra, Cuna de colecho de Bednest, Muselina de Kikuyu, Doudou pajarito de Fabelab, Osito orgánico de Macarons y Banderín de algodón orgánico de Fabelab.

 

La verdad es que la llegada de Gabriela, nuestra primera hija vino acompañada de la llegada de un montón de cosas más. A finales del 2014 nos mudamos desde Chile (donde trabajamos durante un año) a España, comenzamos a darle forma a Made in Tribe como tienda online y blog y nos metimos a reformar lo que sería nuestro primer hogar como familia. Nada más y nada menos.

 

No sé si habréis oído hablar del síndrome del nido, se trata de un impulso que surge en las embarazadas de adecentar, pintar, apañar o reformar completamente el espacio que va a ocupar el nuevo miembro de la familia. En mi caso y sumergida en mil historias también me dio por tirar tabiques, cambiar suelos, mover los baños de sitio y crear un espacio que poco a poco iría completando para mi bebé.

 

Made in Tribe. Hamaca Amazonas.

De izquierda a derecha: doudou de Macarons, hamaca Amazonas, bodys de Organic Zoo.

Después de terminar la habitación de la pequeña y un poco perdidos en el mundo bebé nos pusimos a la tarea de seleccionar las cositas que nuestra pequeña necesitaría cuando naciese. Aquí va una idea para aquellos padres primerizos que están comenzando a preparar la llegada de su bebé.

 

Listado de mis 10 imprescindibles para la llegada del bebé:

  1. La cuna de colecho. Nosotros la pusimos en su habitación hasta que naciera. Luego va pegadita a nuestra cama por lo menos hasta que tenga entre 6 y 7 meses y ya se le quede pequeña. Una de las grandes ventajas de esta cuna de colecho es que se adapta a la altura de tu cama formando una sola superficie entre ambas. Así podemos tener cerquita a nuestra peque y conseguir que las tomas nocturnas sean más fáciles para las dos. Por si no sabías de qué va esto del colecho, se trata de que la mamá y el bebé duerman en una superficie continua, sin ningún tipo de barrera entre ellos. Y por cierto, la Organización Mundial de la Salud y Unicef recomiendan el colecho como favorecedor de la lactancia materna. La puedes encontrar en la web oficial de la marca Bednest.
  2. Las muselinas son uno de los muy imprescindibles. ¿Pero para qué sirven? ¿Realmente se usan? Sirven para todo y sí, se usan un montón. Como sabanita, parasol en el cochecito, para limpiar las babitas o cuando regurgita, como cojincito para que no se le vaya la cabeza en el huevito del coche o si me apuras y se levanta un poco de viento la mamá lo puede usar de fular. Las llevarás siempre contigo y te sacarán de mil apuros. Nosotros utlizamos estas de Kikuyu.
  3. El doudou es otro de los básico que todo bebé tiene que tener. Para que nos entendamos, es la mantita de toda la vida que el niño lleva a todas partes y que le calma y da seguridad. Eso sí, tiene que oler a ti y a él, ni se te ocurra lavarla hasta que sea totalmente necesario y sanidad vaya a denunciarte. A tu bebé le calma estar pegadito a ese trozo de tela que huele a vosotros. Los que tenemos en Made in Tribe son de algodón orgánico, perfectos para cuidar la salud de tu bebé.
  4. El osito. Ningún niño sin su peluche. El osito de toda la vida más eco que nunca. Es de algodón orgánico de la marca infantil de ropa eco Macarons y está hecho con los retazos que les sobran al confeccionar sus prendas. ¿Hay algún peluche más sostenible que este?
  5. El banderín de tela orgánica. La habitación está pintada en blanco roto, el mobiliario es blanco y el suelo en pino natural. Teníamos que romper la neutralidad del espacio con un toque de color en forma de banderín. Inicialmente elegimos este rincón, pero a medida que pase el tiempo seguro que lo vamos cambiando de sitio. 
  6. Para su higiene. Para los dos primeros meses de vida no queremos utilizar ningún tipo de producto. Su piel es tan delicada y pura que cualquier añadido sobra. Para un poquito más tarde nos hemos hecho con un champú y gel suave y una leche corporal de Carelia y la maravilla crema de pañal de Little Butterfly London para cuidar su culito. En nuestro ritual para limpiarlo usamos unas gasitas empapadas en agua o bien una esponja natural, luego le secamos bien con un algodoncito. Usa sólo las toallitas desechables cuando estés fuera de casa y así evitarás que se le ponga el culo rojito.
  7. Un mordedor para cuando le salgan los dientes. Aún queda, lo sabemos, pero era tan bonito, en madera natural explotada de manera sostenible, hecho a mano y tratada con cera y aceites naturales. Como idea, me parece un muy buen regalo para un recién nacido.
  8. Un body muy coqueto. Nosotros hemos tenido la suerte de que nos han dejado prácticamente todo en cuanto a básicos de ropita. Tenemos una pila infinita de pijamas, bodys, etc. Sin embargo, no nos hemos podido resistir y ya nos hemos quedado con uno de los encantadores bodys de Organic Zoo.
  9. Un fular de porteo para llevar a tu bebé muy pegadito a ti. Yo me he hecho con un fular tejido, es elástico en diagonal para adaptarse al cuerpo del bebé y el tuyo, pero firme en sentido horizontal y vertical. Este es de la marca española Kikuyu. Más adelante haré un post de cómo utilizarlo, los nudos básicos y unos pequeños consejos de seguridad. No os lo perdáis.
  10. La hamaca para arrullar a mi bebé. Aquí es donde ella dormirá sus siestitas, o eso espero. Además queda ideal en mi salón.

 

 

Made in Tribe

 

 

Bienvenido a la tribu

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter
5%
de descuento en la primera compra al suscribirte
/blog/mis-10-imprescindibles-para-la-llegada-del-bebe/