Facebook Pixel

Seguimos abiertos. Gracias por apoyarnos. Ánimoooooo.

Baby Led Weaning: mi experiencia

Gabriela tiene ya casi 11 meses… horror… no, es broma, estoy feliz de que esté tan cerca del añito. Aunque sin poder preverlo un torbellino de nostalgia me ha invadido por completo. Ya no es un bebé recién nacido. Sigue siendo un bebé, es cierto, pero estamos inmersos en otra etapa, igual de preciosa, pero diferente, en la que empezamos a comunicarnos mejor, nos entendemos mejor y nos queremos si cabe, aunque no estoy segura de si cabe, mejor.

 

Hoy quiero hablaros de mi experiencia con el método de introducción a la alimentación complementaria «Baby Led Weaning» que básicamente consiste en empezar a dar a los bebés de 6 meses los alimentos en trocitos, es decir directamente en sólido saltándose la etapa de los purés y papillas. Pero además este método indica que deben ser los propios niños lo que se lleven la comida a la boca. Si no habías oído hablar sobre Baby Led Weaning entiendo su cara de: -sí, ya… un bebé de 6 meses va a comer el sólo… Pero desde nuestra experiencia os puedo adelantar que es posible.

 

No me acuerdo de la primera vez que oí hablar sobre el Baby Led Weaning (a partir de ahora utilizaré sus siglas BLW), creo que lo comentó una mamá en un grupo de crianza al que asistí después de dar a luz. Yo no tenía ni idea de que algo así existía, quiero decir, el bebé teta o biberón y después purés, de toda la vida. Pues ahora hay otra moda señores, la de dejar la batidora aparcada y cocinar para ellos casi casi como lo haces para ti. Después del impacto inicial tras descubrir este nuevo mundo y animada por la buena experiencia que esta mamá nos relató en el grupo de puérparas decidí investigar un poco más sobre el asunto alimenticio.

 

Baby Led Weaning - Blog Made in Tribe

6 meses – también comía puré pero le dejábamos experimentar con él

 

Partí de una recomendación: necesitas informarte bien para hacerlo correctamente. Y me sugirieron un libro: «El niño ya come solo» de Gill Rapley y Tracey Murkett. Se trata de una traducción al español del libro publicado en inglés llamado BABY-LED WEANING. Mi opinión sobre el libro es que se trata de una completa guía para ayudar a tu peque a empezar a comer sólidos y además él solito. Explica bien clarito en qué consiste, cómo empezar y aporta declaraciones de la experiencia de padres (ingleses) con este método de iniciación a la comida. A mí me dio la suficiente confianza como para probarlo en casa con nuestra peque. Aunque creo que ésta es la mejor aportación que nos hizo luego lo he mantenido como recurso de consulta cuando me surgía alguna duda. Por ejemplo, ¿puede tomar lácteos ya? ¿y legumbre? ¿cuáles eran los alimentos que sí había que evitar?

 

Al poco de oír por primera ver las palabras Baby Led Weaning mi cuñada, que también tiene un niño de la edad de Gabriela, sacó de nuevo el tema. Había asistido a una conferencia en la que detallaban este sistema y me informó un poco más del asunto. Me recomendó ver un vídeo sobre Baby Led Weaning, el del pediatra Carlos González, ella ya lo había visto y me dijo que era pura lógica y que no me lo perdiese por nada del mundo. Es largo, dura exactamente 52:21 minutos, yo lo vi en varias tandas, Gabriela por entonces tenía unos 4 meses y la lactancia a demanda, los mimos, el cambio de pañal en bucle y un largo etc. me obligaron a hacer varias paradas. Carlos va siguiendo un folleto publicado por la Health Promotion Unit de Irlanda para normalizar el asunto primero y dar las claves del porqué, cuándo y el cómo después. Merece la pena verlo completo porque realmente cuando lo terminas cierras youtube con la sensación de tener las cosas claras y el ánimo suficiente para por lo menos probarlo, que no es poco. Recuerdo que mi siguiente paso fue informar al marido y las abuelas, para poder ponerlo en práctica, para que funcionase debíamos estar todos en el mismo barco.

 

El niño ya come solo y Folleto Irlanda - Made in Tribe

Imágenes de la portada del libro «El niño ya come solo» y del folleto de la Health Promotion Unit irlandesa

 

Llegados a este punto teníamos los conocimientos, la disposición y la motivación. Contábamos con todas la herramientas, sólo quedaba que Gabriela estuviese de acuerdo con nosotros. Así que al cumplir los 6 meses comenzamos la aventura. Le ofrecimos a Gabriela un palito de zanahoria cocida al vapor, blandita pero consistente y la apoyamos en la mesa delante de ella. Después de tantear aquel objeto naranja decidió lanzarse a agarrarlo con su manita y tras varios intentos lo consiguió. Como en esa época ella se llevaba absolutamente todo a la boca pues allí directa que fue la zanahoria. La rechupeteó un poco, la tiraba, la intentaba volver a coger, se le caía y lo volvía a intentar y después otra vez a chupar. Una vez realizada la prueba de contacto vino el juego de tirarla al suelo. Ese juego nos encanta (ironía) y hemos terminado jugando a él prácticamente todos los días. Inciso: hay que estar mentalizado para la suciedad por todos lados. El niño termina hecho un Pollock, la mesa o trona y suelo más de lo mismo y tú mismo terminas como una pintura de expresionismo abstracto de libro. Mi truco: unas cuantas toallas o paños pequeños para limpiar primero sus manos, luego su cara, luego la mesa y después el suelo. Cuando termines a la lavadora y punto.

 

Baby Led Weaning - Blog Made in Tribe

6 meses – el plátano me lo como yo solita

 

Nosotros empezamos con las verduras siempre cocinadas al vapor y forma de palito lo suficientemente largo para que puedan sujetarlo con su manita. Todavía no hacen la pinza así que lo agarran con toda la mano. Respecto a esta habilidad propia de la psicomotricidad fina tengo algo que decir. Al tener la oportunidad de practicar con objetos pequeños, en este caso comida, adquieren y dominan mucho antes el arte de la pinza con el pulgar y el índice que los niños que no tienen esta opción. También hay que decir que es un arma de doble filo porque no veas como manejan luego sus deditos para darte pellizcos a ti. Nosotros hacemos la cocción al vapor con la olla exprés, más rápido y fácil no puede ser. Hace falta una bandejita que separe el alimento del fondo de la olla que debe estar cubierto con un dedo de agua. La verdura mantiene todos sus nutrientes y el sabor… es mucho más intenso. Nos declaramos fans total del vapor.

 

La primera fase siguiendo el BLW se nos hizo un poquito larga porque los avances en cuanto a ingesta de alimento son lentos. Sin embargo, y casi sin darte cuenta el niño muerde un trocito de zanahoria, le da una vueltita en la boca y se lo traga. Yuju. Es emocionante ver a tu bebé pequeñito comer él solito por primera vez. Eso sí, atentos al pañal, su sistema digestivo todavía inmaduro no es capaz de digerir todo lo que engulle así que, hola otra vez trocito de zanahoria. Aquí y ahora me toca confesar que nosotros no fuimos estrictos siguiendo el método Baby Led Weaning, es decir, intercalamos sólidos con purés, aunque a decir verdad si el niño se acostumbra a coger el solito la comida olvídate de que te acepte la cuchara. Cada familia tiene que probar lo que mejor le funciona porque esto de la crianza muchas veces es una cuestión de prueba-error. Pero mi ahí va mi consejoármate de paciencia y sentido del humor por la hora de comida se convierte en un circo de comida voladora y manchas feroces.

 

Baby Led Weaning - Blog Made in Tribe

7 meses – probando los espaguetis por primera vez

 

La segunda etapa comenzó cuando Gabriela cumplió los 9 meses. No sé exactamente por qué pero de repente todo empezó a fluir, empezó a comer realmente con ganas, a terminarse las raciones e incluso a tener que ponerme a cocinar deprisa y corriendo un poco más porque gruñía pidiendo comida. Increíble, quien nos lo hubiera dicho un par de meses atrás. Mi consejo otra vez: paciencia. Paciencia infinita, actitud positiva y un poco más de paciencia. Gabriela ahora come prácticamente de todo, le gusta comer, es fácil, cómodo, agradable y hasta divertido compartir la hora de la comida con ella.

 

Baby Led Weaning - Blog Made in Tribe

8 meses – dominando el arte de comer pera ella solita

 

Os animo a todos a ayudar a vuestros hijos a que experimenten, toquen, chupen, estrujen, lancen y hagan lo que les pida el cuerpo con la comida. Poco a poco y con tu inestimable ayuda van entendiendo de qué se trata el asunto, qué hay que hacer con la comida y cuáles son los modales en la mesa. Eso sí chicos, los comienzos son duros.

 

Para fomentan la autonomía de los más pequeños en la hora de la comida, os dejo unas ideas de utensilios de cocina de bambú en versión mini. Ayúdales a entender el mundo dejándoles participar en él. Échales un ojo en nuestra sección Bye Bye – Hogar ahora con grandes descuentos.

 

Cuchara aprendizaje niños - Blog Made in Tribe

 

Si te apetece recibir nuestras novedades e ideas locas sólo tienes que suscribirte a nuestra newsletter. Además recibirás información sobre un montón de promociones exclusivas sólo para miembros de la tribu. ¡Te esperamos en la tribu!

Bienvenido a la tribu

Comments
  1. Paola | Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter
5%
de descuento en la primera compra al suscribirte